Un osito de peluche que ausculta a niños enfermos

Un osito de peluche que ausculta a niños enfermos

Un osito de peluche que ausculta a niños enfermos

 

Dos mujeres croatas, una economista y la otra informática, han unido sus cerebros y fuerzas y han creado un dispositivo capaz de medir la temperatura, la frecuencia cardíaca y el nivel de oxígeno en sangre todo a la vez.

Los niños que están hospitalizados sufren mucho con tantas pruebas médicas y visitas de médicos y enfermeras. A esto, debemos sumarle la cantidad de aparatos y formas que hay que utilizar para conocer cada aspecto de su salud. Pero esto ha mejorado con la utilización de un osito de peluche al que los niños abrazan y, sin saberlo, están transmitiéndole toda la información que necesita.

El osito de peluche toma tres medidas de una sola manera mientras que, antes, había que realizar tres pruebas diferentes para saber estos datos. Uno de los beneficios del oso de peluche es que disminuye el estrés que supone estar hospitalizado. De todos modos, el peluche aún se encuentra en fase de pruebas y algunos hospitales de Croacia, EEUU, Bosnia y Reino Unido ya están utilizándolo para obtener sus mediciones y poder corroborar si el osito de peluche servirá como instrumento fiable.

Si esto saliese bien, el osito de peluche podría utilizarse tanto en los hospitales como en casa. Por ejemplo, en el caso de un niño asmático que juega con su peluche en casa, los padres podrán estar más preparadas ante un ataque de la enfermedad. Los sensores que se encuentran en las patas del osito de peluche transmiten, en pocos segundos, las medidas de frecuencia cardíaca, temperatura y nivel de oxígeno en sangre al teléfono del médico o de los padres. Otro beneficio de este invento es que un niño que se encuentra jugando tranquilamente dará unos valores más fiables que aquel que se pone a llorar o se asusta si intentan tomarle la tensión o la temperatura. Al fin y al cabo, ¿a qué niño no le gusta jugar con un osito de peluche?

Sin Comentarios

Deja tu comentario