Cuidado con los rayos del sol

Cuidado con los rayos del sol

Los niños pequeños suelen tener la piel mucho más delicada que los adultos y por ello es muy importante que durante la primavera el verano tengamos mayor precaución con la exposición al sol. Tomar el sol de forma controlada y durante las horas no centrales del día, es clave para que la salud de la piel se mantenga estable en los niños.

Lo más recomendable es que siempre se salga a la calle con un poco de crema protectora puesta de casa, ya sea para ir a la playa o para simplemente dar un paseo, ya que el sol suele tener una mayor incidencia durante los meses de primavera y verano, en relación con la peligrosidad de los rayos del sol durante el resto del año y por lo tanto es muy importante evitar que los niños se puedan exponer a problemas en su piel en el futuro.

Niños-Sol

Aplicando un poco de crema protectora y evitando tomar el sol durante las hora centrales del día, conseguiremos que nuestro hijo tenga una piel cuidada y que además pueda recibir los beneficiosos rayos del sol en proporciones moderadas, que siempre es muy importante tenerlo en cuenta.

Debemos tener en cuenta que los efectos que producen los rayos de sol en la piel se acumulan y si no protegemos la piel de nuestros, cuando crezcan podrían tener problemas. Lo único que debemos de hacer es ponerle la crema adecuada para su edad, así como intentar que no tome el sol durante las horas centrales del día.

1 Comentario

Deja tu comentario