Deberes en verano para los niños

Deberes en verano para los niños

Deberes en verano para los niños

 

Ya se acerca la fecha de vacaciones y muchos niños no volverán a tocar un libro hasta que vuelvan al colegio en septiembre. El tema de mandar deberes en verano es algo que a muchos padres preocupa. Por un lado creen que los niños no podrán disfrutar de sus vacaciones y por otro tienen temor a que olviden lo aprendido.

La respuesta es sí, debe haber una rutina de aprendizaje también durante el verano. No es conveniente que los niños desconecten de los estudios por completo pero tampoco deben estar sentados cuatro horas diarias a una mesa. Lo ideal es que de lunes a viernes dediquen un rato (mejor después de comer) a leer algún libro que les guste o a realizar juegos que estimulen sus capacidades. No se debe comprar un libro de cada materia y ponerle a estudiar, simplemente que siga ejercitando su cerebro con cosas que le gusten.

Otro punto a tener en cuenta es que cada niño tiene unas habilidades y aficiones que pueden ser útiles a la hora de realizar un plan de estudio personalizado para el verano. Lo ideal es que sean sus profesores los que marquen las pautas y el plan ya que son los que conocen las habilidades de nuestro hijo en lo que a estudio se refiere. Las actividades culturales también son muy importantes, ya que el niño normalmente no realiza demasiadas durante el resto del año (visitas a museos, conciertos, excursiones, etc.).

El deporte es otra actividad que a casi todos los niños les gusta y que, además de cuidar de su cerebro, cuida también su cuerpo, algo muy importante en esta época del año en la que se vuelven más sedentarios y están más en casa. Planificando la semana la haremos mucho más productiva y nos aseguramos que nuestro hijo tenga cubiertas todas sus necesidades y obligaciones.

Sin Comentarios

Deja tu comentario