Meriendas nutritivas para tus hijos

Meriendas nutritivas para tus hijos

Family of three has picnic in park. Concept of happy family relations and carefree leisure time

Las meriendas son un momento importante del día, especialmente para los más pequeños de la casa. Los niños no deberían saltarse nunca esta comida, ya que les ayuda a equilibrar mejor su alimentación y a no llegar con tanta hambre a la noche.

Pero ¿qué darles de merienda? La solución rápida son los bollos, un alimento que gusta mucho entre los más pequeños pero que no es aconsejable para el consumo diario, ya que pueden provocar obesidad a vuestros hijos y problemas de colesterol en el futuro.

Por ello, hoy os vamos a proponer que les deis embutidos ibéricos para merendar.

Las bondades del embutido ibérico

Al contrario que otros tipos de embutidos, los embutidos ibéricos provienen de cerdos de la raza ibérica, unos animales que están cuidados durante toda su vida al aire libre y alimentándose, sobre todo, de bellota. Es este hecho precisamente lo que hace más saludable a este tipo de embutidos que otros.

Y esto se refleja también en el sabor, mucho más sabroso e intenso. No tienes más que preparar un bocadillo de jamón ibérico o lomo ibérico a tus hijos y seguro que notas la diferencia. Quedarán encantados y querrán repetir más veces. Y es que tan importante es que la merienda sea sana como que sea del gusto de los más pequeños.

Lejos de lo que la gente suele pensar, los embutidos ibéricos son accesibles para todos los bolsillos, ya que pueden comprarse en pequeños envases de loncheados que no distan mucho de lo que vale un embutido normal.

Beneficios para la salud

 

Los embutidos crudos curados, son junto con el yogur los únicos alimentos que contien flora lactica activa capaces de renovar la flora intestinal y mejorar nuestras defensas y favorecer la asimilación de los nutrientes en nuestro intestino.

Como acabamos de comentar, una buena razón para dar a vuestros hijos embutidos ibéricos son sus propiedades nutritivas. Concretamente el jamón ibérico posee un alto contenido en ácido oleico que según numerosos estudios se ha demostrado que tiene un efecto beneficioso sobre el colesterol, reduciendo el malo y aumentando el bueno. La grasa del cerdo ibérico, al ser alimentado solo con bellotas, es una de las más saludables.

Además tiene también vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, que son muy beneficiosas para el sistema nervioso y para que el cerebro funcione correctamente. Sin olvidarnos de los antioxidantes para combatir el envejecimiento.

Como podéis ver, dar a vuestros hijos embutidos ibéricos es una forma de asegurarnos que están comiendo sano. Y si quieres mayor comodidad, existen empresas de jamones ibéricos que venden lotes de meriendas para que sea más fácil servirlo, bien en un bocadillo, bien en un plato o como aperitivo.

Sin Comentarios

Deja tu comentario